Evita lesiones cuando toques la guitarra

Muy buenas flamencos y flamencas. Me animo a escribir este post justo después de visitar a mi fisioterapeuta de confianza. Ya que últimamente estaba notando bastante tensión en la zona dorsal y trapecios. Esto es en gran parte debido a una mala posición a la hora practicar con la guitarra.

Cuando aprendemos a tocar es el mejor momento de adquirir un buen hábito, por lo tanto, si estás iniciándote en este mundo esto te interesa. Si en cambio, llevas ya años tocando la guitarra. Quizá ya sepas de lo que hablo y tengas que profundizar en el contenido para poder corregir este mal hábito.

Antes de que sigas leyendo, quiero señalar que es muy importante que si notas cualquier tipo de molestia o dolor acudas a un fisioterapia. Este post está escrito en base a mi experiencia personal y los consejos que he recibido por profesionales, pero no debe ser nunca usado como tratamiento de una molestia.

La postura al tocar la guitarra

Postura correcta a la hora de tocar la guitarra

Cuando tocamos la guitarra es muy común inclinarse hacia delante y dejar la espalda en forma de C. Esto genera una tensión constante en el trapecio y la zona derecha de la espalda.

Por ello, es importante en primer lugar contar con una silla con respaldo recto y que nos sea cómoda. Es conveniente que no tenga brazos laterales, ya que estos nos impedirán colocarnos la guitarra en una posición correcta y nos incitará a echarnos hacia delante.

Al doblar la espalda en forma de C, generamos una tensión constante que puede derivar en sobrecargas y molestias lumbares. Por lo tanto, es muy importante que desde el principio adquiramos consciencia de cual es nuestra postura cuando estamos tocando. Si nos damos cuenta que estamos inclinado hacia delante y con tensión en los hombros, es crucial corregir esa posición y apoyar la espalda al respaldo.

La posición correcta para tocar la guitarra es muy simple, pero si nos fijamos cuando tocamos en la mayoría de casos no se cumple. Espalda recta apoyada en el respaldo, culo pegado al final de la silla y hombros relajados. Esos son los pasos que debes seguir cuando ensayamos. Si ves que estás abrazando la guitarra, para, corrige postura y vuelve a continuar.

Si adquirimos un mal hábito, luego nos costará mucho poder corregirlo y nos puede generar muchos problemas. Es normal que las primeras veces te cueste tocar con la postura correcta, pero a la larga te evitará lesiones y problemas de espalda.

Deja un comentario